lunes, 25 de noviembre de 2013

“CUANDO LA HISTORIOGRAFÍA NO ES MERA TÉCNICA” POR JUAN CARLOS LOMBÁN


El profesor Juan Carlos Lombán fue un asiduo colaborador del “rotograbado”, la sección ilustrada de los domingos del periódico “La Prensa”. El 15 de enero de 1967, se publicó una crítica acertada del “Quilmes a través de los años” del Dr. José A. Craviotto (de quien EL QUILMERO acaba de publicar su biografía), libro editado por la Municipalidad de Quilmes en los "Tallares Gráficos Tipo" de Quil­mes, Hubo una primera edición que llegó a los quilmeños a partir de agosto de 1966, "con motivo del homenaje al Tricentenario de la Fundación de Santa Cruz de los Quilmes". La segunda edición llegó a los lectores en febrero de 1969.
Crítica que reproducimos gracias a la donación que don Ítalo Nonna hizo a la Biblioteca Goyena de numerosos ejemplares de ese suplemento dominical, entre los que hallamos este trabajo que nos coloca en la trastienda de la obra y en su sustancia historiográfica. Lo que se halla en negrita son las licencias que se toma el bibliógrafo recopilador con el fin de destacar conceptos esclarecedores.


"CUANDO LA HISTORIOGRAFÍA NO ES MERA TÉCNICA" 
Este libro, escrito en 1960 en opor­tunidad del Sesquicentenario de la Re­volución de Mayo, ha sido editado por la Municipalidad de Quilmes con mo­tivo del tricentenario de esa población y en adelante quedará como una obra de real importancia desde que es la única que cubre los 300 años de historia de una extensa y rica zona de la pro­vincia de Buenos Aires. Su autor ha condensado en sus páginas el meollo de un centenar y medio de trabajos que a lo largo de veinticinco años de metó­dica investigación habla escrito sobre el tema. 
Quilmes es una de las poblaciones más singulares del país, con una histo­ria que muy pocas ciudades argentinas pueden igualar en intensidad y trascen­dencia, ya que casi no hay hecho al­guno de importancia en el devenir de la nación, en el que ella o su partido, que antiguamente era muy dilatado, no hu­biese estado presente de alguna manera.
Ese material precioso había sido traba­jado con amor y probidad por Guiller­mina Sors y por José A. López. La pri­mera, en su "Quilmes colonial” analizó con rigor historiográfico apenas un pe­ríodo, en tanto, que el segundo no se propuso realizar investigación históri­ca en su “Quilmes de antaño", sino damos una crónica, que resulto magni­ficó, por cierto. Faltaba una visión cien­tífica y globalizadora, que abarcase en su totalidad el devenir histórico quilmeño y que mostrase la continuidad de la vida de esa población y su partido.

Los doce capítulos en que Craviotto ha dividido su medular y clara exposi­ción abarcan desde un verdadero en­sayo de filosofía de la historia a propó­sito de la evolución de Quilmes en el que puede advertirse una lúcida adhe­sión a algunas de las ideas expuestas por Toynbee y una profunda devoción por la libertad, hasta la urbe industrial de nuestros días, con datos estadísticos de 1960.

Se estudian además los antece­dentes fisiográficos y prehistóricos: el antiguo pago de la Magdalena, donde se fundó la reducción indígena; el naci­miento del partido de Quilmes; las con­secuencias de la Revolución de Mayo en la zona; la extinción de la reducción y el nacimiento del pueblo libre; la época de Rosas, que el autor caracteriza como “un período de evolución lenta”; los años de la organización nacional; lo que José A. López había llamado "Quilmes de antaño" (1870-1010); la declaración de ciudad; los gobiernos municipales hasta 1930 y la expansión industrial. El capítulo II, en cuyas páginas el doctor Craviotto realiza una original, erudita e interesante síntesis de la fauna, la flora, la formación geológica y el aspecto to­pográfico, así como de los elementos et­nográficos y paleontológicos del territo­rio del antiguo partido de Quilmes, tie­ne un valor científico que nos da la tó­nica imperante en todo el volumen. 

AVERIGUAR EL SENTIDO DE LOS HECHOS.
No se busque en este libro la historia fría y objetiva de un pasado
desvane­cido expuesta por un investigador in­diferente y lejano, sino la incitante aventura del espíritu objetivándose en un devenir creador, en el que el lector percibe claramente en cada línea un Quilmes vivo y palpitante, una historia rica y densa y un estudioso que ha sabido encontrar el equilibrio entre un apasionado compromiso con su tiempo y una indeclinable adhesión a la verdad histórica. 
El autor ha manejado una importante masa de datos y un varia­dísimo repertorio documental, mas no ha caído en la trampa de la erudición superficial, sino que ha tenido la virtud de integrar semejante bagaje en su contexto, logrando dar una visión a la vez inteligente e inteligible, profunda y clara, colorida y amplia. Entendemos que Craviotto logra en esta obra lo que García Morente exigía a la historiogra­fía: no sólo, establecer causas, sino intenciones, para averiguar el sentido de los hechos. Por todo ello, no es cierta­mente dudoso que "Quilmes a través de los años” habrá de tener una trascen­dencia y una vigencia perdurables, no sólo para una importante zona de la provincia de Buenos Aires, sino dentro dé la historiografía nacional, en la que quedará sin duda señalada por su pro­fundidad conceptual, su riqueza docu­mental y su lucidez expositiva.
Completan el volumen las palabras preliminares escritas en nombre de la Municipalidad de Quilmes por Héctor Ángel Pereiras, y un apéndice en el que sobresalen los conceptos que al cumplir­se un año de la muerte de José A. Cra­viotto expusiera Ricardo Piccirilli en nombre de la Academia Nacional de la Historia, de la que el autor era miem­bro correspondiente por la provincia de Buenos Aires.” (Juan Carlos Lombán - 15/1/67)
Profesor historiador don Juan Carlos Lombán
Compilación Chalo Agnelli
bobliografa Crsitina Secco
Ver en EL QUILMERO:
* http://elquilmero.blogspot.com.ar/2013/11/dr-jose-alcides-craviotto.html
* http://elquilmero.blogspot.com.ar/2011/02/cultura-y-memoria-los-84-anos-del.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada