jueves, 30 de junio de 2016

CRITICA SITUACIÓN DE LAS BIBLIOTECAS POPULARES



Alertan por el masivo cierre de Bibliotecas populares en la Provincia Provinciales. Las bibliotecas populares de la provincia de Buenos Aires atraviesan una profunda crisis como consecuencia del
atraso de seis meses en los fondos que debe girar el Gobierno bonaerense en concepto de subsidios. Ante esta situación, advierten que muchos establecimientos debieron despedir personal y cerrar sus puertas.
Los bibliotecarios aseguraron que si bien han sufrido retrasos en el pago de los subsidios años atrás, esta crisis es “inédita” y alcanza a los 500 establecimientos que hay en la provincia, por lo que no descartan realizar algún tipo de medida de fuerza. “La situación que atravesamos es muy angustiante, son seis meses de atraso en los
subsidios y en algunos casos las bibliotecas han optado por cerrar hasta tanto pueda regularizarse esta situación”, dijo a DIB el presidente de la Federación de Bibliotecas Populares bonaerense, Luis Zurueta, quien además se manifestó “sorprendido por el silencio de las autoridades”.
Zurueta explicó que el subsidio de la Provincia - de unos 7 mil pesos -, está destinado en su mayoría a abonar parte de los salarios de los bibliotecarios, por lo que ante la imposibilidad de cumplir con
el pago, las instituciones comenzaron a recibir intimaciones por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
Están en riesgo muchos puestos de trabajo”, lamentó, al tiempo que explicó que las bibliotecas populares “no tienen fines de lucro” y “cumplen un rol cultural y también social”, porque en muchas de ellas además de ofrecerse talleres y distintos servicios, se dicta apoyo escolar y funcionan comedores.
Asimismo, los bibliotecarios aseguraron que también se registran atrasos en los subsidios de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), aunque no todos los establecimientos de la Provincia lo reciben.
UNA HISTORIA DE 146 AÑOS 
El 23 de Septiembre de 1870 se promulga la Ley Nº 419, más conocida como la Ley Sarmiento, donde se crea la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares, con el propósito de fomentar la creación y el desarrollo de estas instituciones, constituidas por asociaciones de particulares, con la
finalidad de difundir el libro y la cultura en todo el país. 
1908.- Por la intervención del entonces Ministro de Instrucción Pública, Dr. Rómulo S. Naón, y la decisión del Presidente José Figueroa Alcorta, se restablece la Ley 419: “En cumplimiento de la Ley 419 de 23 de septiembre de 1870, créase una Comisión Protectora de Bibliotecas Populares...”. 
31 de marzo de 1919.- El Presidente Hipólito Yrigoyen sanciona el
decreto que fija las atribuciones y facultades de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares. 
1965.-  Por decreto 2.599 se establece el Reglamento Orgánico Funcional de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares, que pone nuevamente en vigencia la Ley 419. 
7 de agosto de 1986.- Sancionada por unanimidad por los legisladores, el Poder Ejecutivo promulga la Ley 23.351 de Bibliotecas Populares (en reemplazo de la Ley 419). Esta nueva Ley es la que otorga la denominación de Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares, en jurisdicción de la Secretaría de Cultura del entonces Ministerio de Justicia y Educación.
CONSEJO ASESOR PERMANENTE DE BIBLIOTECAS POPULARES
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada