jueves, 20 de octubre de 2016

"PALABRAS EN PUERTA" POR LUIS FARINELLO

"Cuando el Dios de la historia venga,
nos mirará las manos"
Mamerto Menapace
Libros para todos y para todo. Luis Farinello nos obsequió "Palabras en puerta" de Editorial Patria Grande. Un libro que no
calla nada - condición de este sacerdote que supo enfrentar a los poderes - sobre los temas más acuciantes de la época. Textos breves y hondos, obsesivos de a ratos... donde se combinan la anécdota cotidiana y la realidad general. Agregaba José María Pasquini Duran en el prólogo de 1997: "Sus combates contra el disimulo, tantas veces máscara de la cruda hipocresía, llevan incluso al lenguaje. Por eso critica los eufemismo que nombran a los desposeídos con títulos como 'carencidos' o ' pauperizados'. Con toda razón asegura: Los pobres son personas"
Después de rememorar nuestras historias comunes - mejor dicho luchas - sobre la creación de la Asamblea Permanente por los DDHH
junto a Lucrecia Lombán, Arturo Blatezky, Marta Fajardo, Ricardo Angelino... y tanta otra buena gente allá por 1986...  y luego en la Ribera de Quilmes, él en la Casa del Niño, yo en la Escuela Primaria 79, allá por 1995, con una comunidad fantástica que nos acompañó en todos nuestros desafíos; nos adentramos a comentar este nuevo compromiso que lanza el padre Luis próximos sus 80 años. 
VIDA Y OBRA

Hijo de una familia humil­de, el padre Luis Farinello nació en Villa Dominico el 8 de febrero de 1937, en Villa Domínico hace ya más de 79 años. Ingresó al seminario de La Plata y fue ordenado sacerdote por el entonces obispo de Avellaneda Jerónimo Podestá.
Mon. Eduardo Pironio lo nombró párroco de Nuestra Señora de Luján, cerca del centro de Quilmes. La cercanía a los pobres y a sus necesidades y su ex­periencia durante siete años como cura obrero lo llevaron a un compromiso activo por la justicia social.
En 1967, su firma acompa­ñó a la de cientos de sacer­dotes que adhirieron al Manifiesto de los Obispos del Tercer Mundo, Era, sin saberlo, el acto fundacional del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, precursor de movimientos similores en toda América Latina y la voz más critica ante dictadura cívico-militar que asoló nuestro país entre 1966 y 1973.
La cruenta dictadura autodenominada “proceso”, lo encontró
militando en la Asamblea Permanen­te por los Derechos Humanos, creada luego en Quilmes en 1986. Participó de la Multisectorial contra el ajuste. Y recibió distintos ofrecimientos, como la candidatura a la intenden­cia de Quilmes y una diputa­ción nacional por la provincia de Buenos Aires.
Su voz y su figura comenza­ron a cobrar notoriedad públi­ca en los últimos años, cuando inició su peregrinaje por los medios de comunicación para denunciar los costos sociales del ajuste neoliberal y decir cosas tan simples y dolorosas co­mo que en Argentina hay chi­cos que mueren de hambre y que algo hay que hacer, su máxima preocupación, ‘los niños’.
En el 2010, en una visita a Salta, el sacerdote se mostró a favor del matrimonio homosexual. El 6 de marzo de 2012, Farinello sufrir un ACV. El 30 de octubre de 2012, volvió a sufrir otro ACV, este fue silencioso, se detectó mediante una tomografía, no tuvo síntomas, pero fue causado por un pequeño derrame cerebral. Hoy se halla bastante recuperado, lo que le permitió presentarse el jueves 13 de octubre en la Feria del Libro de Berazategui a presentar su libro “Palabras en Puerta”, que obsequiaba gratuitamente a los interesados.
Chalo Agnelli

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada