sábado, 12 de noviembre de 2016

LIBROS DE AQUÍ, NO MÁS... Y EDICIONES ESTACIÓN QUILMES

En el consecuente andar de las letras, el Club Atlético de la Poesía se define:
Club, porque nos interesa la idea de reunirnos por una pasión común en un espacio libre, donde manifestar nuestras opiniones artísticas, literarias o simplemente relacionarnos desde una mirada poética. 
Atlético, porque el arte y la poesía son un ejercicio, una práctica. No son simples iluminaciones o inspiraciones que vienen y van, sino que requieren un trabajo, constancia, dedicación. Entonces Un Club Atlético en el cual ejercitar tanto la creatividad como el oído, a partir de la experiencia artística.
de Poetas, porque creemos que la poesía está en todas partes, no como un género literario, sino como una forma de mirar e interpretar la vida. Hay poesía en la literatura, en la música, en el canto, en las fotos, en el cine, en el teatro, en una pintura o en una danza, cuánto mas en todo lo que nos rodea, si sabemos mirarlo.

Liderado por Patricia Angulo, Ayelén Sol, Valeria Verona y sus compañeros fieles a esta propuesta que, sobre todo, pone en situación de alegría a la poesía, sucedió en la Goyena el pasado sábado 5 de octubre... y la convocatoria desbordó el humilde ámbito de la casa.
Entre otros regalos de libros, que mencionamos en otra nota, recibimos de Norma N. Tozzi

 que confiesa haber pasado su infancia en Avellaneda, entre libros, rodeada de pintores, poetas y buenos tintos. Se radicó en Bernal a quien le dio tres hijos. Realizó taller literario con Gladys Vélez. En 2009, publicó "Negro sobre blanco: cuentos en colores" de Ediciones El Mono Armado. Los cuentos se agrupan en tres momentos: Cordobeses, Emplumados y Amores, delirios y desdichas. Su prologuista Alicia Grinbank explica con una frase la totalidad de la obra: "Lo bellos y lo triste", título de una novela de Kawabata... el tejido de la vida misma.
"Simpre supe", del 2013, edición de Tiempo Sur, con prólogo de Gladys Vélez, reúne 51 relatos, algunos breves otros muy breves "que sitúan la lector en el límite ente sueños y vigilia, realidad y ficción, pero que abren paso - paradójicamente - hacia una infinita posibilidad de viajar a espacios y motivos de condición humana." (Gladys Vélez)
EDICIONES ESTACIÓN QUILMES
Nos dejó dos libros de poemas:


 "A la Vuelta de Unzué" de Valeria Assenza Parisi y "Desmedido" de Fernando Delgado"
El primero está dedicado a dos figuras notables de nuestra literatura rioplatense Idea Villarino, uruguaya notable, y nuestro amigo en las luchas por las cosas nuestra Carlos Patiño a quienes se le suma el prólogo del poeta bernalense Néstor Tellechea ¡Nombres y apellidos de esta talla no se puede dejar de mencionar pues dicen mucho de la autora. 
Valeria Assenza Parisi nació en 1968, vive en Bernal. Tomó talleres con Carlos Patiño, Patricia Aliberti y Marcos Silber. Realiza junto a Fernando Delgado dos blogs de poesía. [1]

Tomemos una clase de literatura en el prólogo con que Tellechea presenta "A la vuelta del Unzué":
"Dice Alberto Szpunberg que la edad más cierta del poeta es la infancia, y creo que Valeria no lo verbaliza pero lo sabe.
A esa edad empiezan a forjarse la atención y la tensión de buscar el fondo de lo que se contempla y se siente, y uno lo traduce en silencio con palabras de las que no se entera nadie. Justamente si
hay algo que se nota que cuidó Valeria desde siempre es ese otro silencio, porque todos los poemas de este libro están bañados y protegidos por ese silencio que sella un cuidado que no es precisión ni preciosismo, sino otra cosa fundamental me parece, y que es la justeza de lo que se descubre que quiere ser dicho desde nosotros y desde la poesía, a partir de ese instante revelador, esa prehistoria o mito del que habla Césare Pavese, que cuando se hace signo, escritura, pasa a la historia y la marca pero sin dejarse revelar del todo, y entonces el poeta escribe al
resguardo y a su vez cuidando su relación con sus mayores más importantes, el tiempo y la vida […] si bien publicar no es escribir como dice Irina Bogdachevski, con un libro un poeta comparte hasta lo que algunos lectores también tienen en sí mismos […] En este libro hay seriedad, contundencia, ironía desafiante a los pesares, y manifestaciones celebrantes de la ternura, a veces lastimada pero recuperada con poesía, que es lo más importante." 

Fernando Delgado, autor de "Desmedido", nació en Wilde en 1954. Participó en talleres con los maestros Carlos Patiño y Marcos Silber. Colaboró en el “Ciclo de poesía en Quilmes” (2010-2011), organizado por Araca la poesia’ y ‘El ojo de la ballena’. Desde el año 2010 realiza 2 blogs de poesía, junto a Valeria Assenza Parisi [1]
Otra clase de literatura prologa Norma Etcheverry: “Desmedido se nos presenta como
un libro sencillo y de pocas palabras. Pero, sin embargo, casi todo lo dicho en él tiene el poder de moverse, transformarse, saltar y
trasladarse subrepticiamente hasta dar en el centro de lo que, por lo menos para mí, conlleva un valor especial en la poesía y es el de legitimar la obra propia con la verdad persona […] Si el título del libro alude a lo que puede ser desproporcionado, vale señalar que la poesía y la verdad no debieran ser moderadas ni prudentes. Por algo, no se desentiende el autor de sus circunstancias cuando reclama en sus versos castigos merecidos (‘que no puedan/que no puedan más de oscuridad’) […] Quiero destacar que, el corazón del poeta que puede transformar su experiencia vital en acontecimiento del lenguaje, está puesto, en este caso y a mi juicio, en el poema que da nombre al libro... 
”¡A la biblioteca Popular Pedro Goyena sólo le cabe decir a todos GRACIAS!!!!


 Crónica Héctor Chalo Agnelli
C. Administadora
VER

 


FUENTES
  http://clubatleticodepoetas.blogspot.com.ar

2 comentarios:

  1. Gracias Chalo por rescatar todo el tiempo a nuestros escritores.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar