lunes, 24 de octubre de 2016

LA NOCHE DE LOS MUSEOS EN LA GOYENA



MUSEO BIBLIOGRÁFICO - DOCUMENTAL de la Biblioteca Popular Pedro Goyena fundada el 15 de julio de 1959, se halla en la calle San Luis 948 e/Larrea y Azcuénaga del barrio de La Colonia. Fue inaugurado el 15 de julio de 2015. Este reservorio de documentación bibliográfica guarda todo tipo de publicaciones: libros, folletos, revistas, periódicos y objetos de fines del siglo XIX y principios del XX; algunos más antiguos (1778), otros manuscritos, incunables, etc. Posee el Libro de Oro de la la fundación de la escuela Normal de Quilmes en 1912 y el primer libro de actas de la Comisión de Beneficencia Pro-Hospital de Quilmes de 1919; misales y antiguos libros de oración. Se halla en catalogación una colección de Libros de Lectura de la Escuela Primaria de la primera mitad del siglo XX. Los objetos varios, son representaciones materiales de una época, tienen que ver con la historia de Quilmes pues fueron donaciones de familias locales, como Angelino, Aispurú, Bornand, Casbona, Carabelli, Cella, Cotta, Salvati, Skilton, Silva-Olmos, Secco, Lombán, Giordano, Manzo-Torrico, etc. También cuenta este Museo con “Fototeca”, Medallero y una Pinacoteca con obras de artistas locales como
Ludovico Pérez, María Rizzo, Norma Cistaro, Alberto Aníbal Arán, Daniel Hurrell, Jorge Colombo, Hugo Yori, Pablo Germán, Giordano, Pampinella, Lorenza, etc.
La Biblioteca Goyena pertenece a la CONABIP (Consejo Nacional de Bibliotecas Populares) y tiene la presidencia del C.A.P.B.P.Q. (Consejo Asesor Permanente de Bibliotecas Populares de Quilmes) Es custodia de la Librería Sanmartiniana y sede de la Asociación Cultural Sanmartiniana de Quilmes y de la Agrupación de Historiadores Los Quilmeros. Se realiza periódicamente la suelta de “Libros Voladores” en distintos puntos e instituciones del partido y el la puerta de la Biblioteca todos los días e lunes a viernes de 13 a 18 hs. Libros que los interesados pueden llevarse gratuitamente para leer, consultar u obsequiar. COMISIÓN ADMINISTRADORA.

jueves, 20 de octubre de 2016

"PALABRAS EN PUERTA" POR LUIS FARINELLO

"Cuando el Dios de la historia venga,
nos mirará las manos"
Mamerto Menapace
Libros para todos y para todo. Luis Farinello nos obsequió "Palabras en puerta" de Editorial Patria Grande. Un libro que no
calla nada - condición de este sacerdote que supo enfrentar a los poderes - sobre los temas más acuciantes de la época. Textos breves y hondos, obsesivos de a ratos... donde se combinan la anécdota cotidiana y la realidad general. Agregaba José María Pasquini Duran en el prólogo de 1997: "Sus combates contra el disimulo, tantas veces máscara de la cruda hipocresía, llevan incluso al lenguaje. Por eso critica los eufemismo que nombran a los desposeídos con títulos como 'carencidos' o ' pauperizados'. Con toda razón asegura: Los pobres son personas"
Después de rememorar nuestras historias comunes - mejor dicho luchas - sobre la creación de la Asamblea Permanente por los DDHH
junto a Lucrecia Lombán, Arturo Blatezky, Marta Fajardo, Ricardo Angelino... y tanta otra buena gente allá por 1986...  y luego en la Ribera de Quilmes, él en la Casa del Niño, yo en la Escuela Primaria 79, allá por 1995, con una comunidad fantástica que nos acompañó en todos nuestros desafíos; nos adentramos a comentar este nuevo compromiso que lanza el padre Luis próximos sus 80 años. 
VIDA Y OBRA

Hijo de una familia humil­de, el padre Luis Farinello nació en Villa Dominico el 8 de febrero de 1937, en Villa Domínico hace ya más de 79 años. Ingresó al seminario de La Plata y fue ordenado sacerdote por el entonces obispo de Avellaneda Jerónimo Podestá.
Mon. Eduardo Pironio lo nombró párroco de Nuestra Señora de Luján, cerca del centro de Quilmes. La cercanía a los pobres y a sus necesidades y su ex­periencia durante siete años como cura obrero lo llevaron a un compromiso activo por la justicia social.
En 1967, su firma acompa­ñó a la de cientos de sacer­dotes que adhirieron al Manifiesto de los Obispos del Tercer Mundo, Era, sin saberlo, el acto fundacional del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, precursor de movimientos similores en toda América Latina y la voz más critica ante dictadura cívico-militar que asoló nuestro país entre 1966 y 1973.
La cruenta dictadura autodenominada “proceso”, lo encontró
militando en la Asamblea Permanen­te por los Derechos Humanos, creada luego en Quilmes en 1986. Participó de la Multisectorial contra el ajuste. Y recibió distintos ofrecimientos, como la candidatura a la intenden­cia de Quilmes y una diputa­ción nacional por la provincia de Buenos Aires.
Su voz y su figura comenza­ron a cobrar notoriedad públi­ca en los últimos años, cuando inició su peregrinaje por los medios de comunicación para denunciar los costos sociales del ajuste neoliberal y decir cosas tan simples y dolorosas co­mo que en Argentina hay chi­cos que mueren de hambre y que algo hay que hacer, su máxima preocupación, ‘los niños’.
En el 2010, en una visita a Salta, el sacerdote se mostró a favor del matrimonio homosexual. El 6 de marzo de 2012, Farinello sufrir un ACV. El 30 de octubre de 2012, volvió a sufrir otro ACV, este fue silencioso, se detectó mediante una tomografía, no tuvo síntomas, pero fue causado por un pequeño derrame cerebral. Hoy se halla bastante recuperado, lo que le permitió presentarse el jueves 13 de octubre en la Feria del Libro de Berazategui a presentar su libro “Palabras en Puerta”, que obsequiaba gratuitamente a los interesados.
Chalo Agnelli

 

ALICIA PARONI EN LA GOYENA

Esa cosa mágica que son los reencuentros nos trajo dos libros de una quilmeña que hace años vive en La Plata, y por esa cosa misteriosa del 'mal del sauce' (que nos caracteriza) se acercó a la Feria del Libro de Berazategui en el espacio dedicado a la presentación del libro de Los Quilmeros. Entre recuerdos y ancestros con los que convivimos en el barrio La Colonia y en esa esquina de San Luis y Manuel Quintana revivimos la historia hasta el punto de ficcionar otra, la de la memoria selectiva, que se adorna con emociones y afectos entrañables, hechos y personajes que intervinieron involuntariamente, por cierto, en el diseño de una personalidad. Y convocamos nombres, lugares, imágenes imborrables que prevalecen nítidas aún el tiempo transcurrido... sin añoranzas vanas ni melancolías estáticas, sino con la alegría fresca de poder revivirlas. 
Alicia Paroni nació en 1962. Se crió en Quilmes donde muy temprano comenzó a publicar sus ficciones en periódicos locales, La

Alicia Paroni (Foto: Leandro de Martinelli)
escritura como oficio y la psiquia­tría y el psicoanálisis como pro­cesión fueron los mojones de una ruta que, en La Plata, ciudad en la que reside, puede seguirse a través de artículos críticos publica­dos en La Peste y los diarios más representativos de la ciudad. Desde hace varios años dicta talleres de escritura.

Escribe una literatura a la vez íntima y social (a la manera de Adorno, por la negativa). Entretenida pero ominosa.

Como el vaso comprado frente a la basílica de Luján, algo hay en el fondo, sin embargo la imagen no es tan clara como la de la virgen. La mayor parte de los cuentos de El éxodo mecánico fueron ganadores en distintos concursos lite­rarios y convocatorias como el Manuel Mujipa Láinez, de San isidro, o el de La Comuna Edi­ciones, de La Plata. Su primara novela "El Masculinario-cocina de autor" (2007) como "El éxodo mecánico y otros cuentos" (2016) fueron editados por Corregidor.
 
Sobre "El masculinario - cocina de autor" devela Gabriel Báñez:
Hay un modo indolente de leer El Masculinario y es dejarse tentar por las formas de este proyecto gastronómico que involucra a un grupo de mujeres desde lo emocional, lo sentimental, hasta lo orgánico. El otro modo de lectura, acaso indolente también, es prestarse al juego inteligente de la autora a través de las claves que nos ofrece en las cartas de una cocina donde - entre aromas, especias y sabores -, nos presenta el plato terminado de una condición: la femenina. Alicia Paroni ha elaborado un revulsivo y suculento texto de autor en El Masculinario (suerte Culinario pero Más; inversión del goce y boutade sobre la masculinidad), relato que funciona en un local con pocas mesas, restó o bar lounge, donde, entre platos cargados de ironía y recetas rescatadas de una genuina tradición familiar, se suceden personajes e historias de comensales que recrean tanto la noción de identidad de la mujer como el sarcasmo, el humor más negro y cruel y también la satisfacción del placer cumplido.

El arte de la escritura se parece demasiado al arte gourmet y la narradora lo maneja a la perfección, en un ars combinatoria donde sexo y comida establecen alianza con aquel componente único que hiciera las delicias del recordado Banquete de la Condesa Kotlubaj, de Witold Gombrowicz. ¿Ceremonia ritual o placer escatológico? Es cuestión de degustar.

Este texto provocador e incitante de Alicia Paroni difícilmente pueda repetirse. Por sus ingredientes, es plato único. Gabriel Báñez

 Sobre "El éxodo mecánico y otros cuentos", suma Carlos Ríos en la contratapa:

“Nada más fascinante que la transformación de la materia en el momento que está ocurriendo; ser espectador del Big Bang nuestro de cada día”, afirma un personaje de este libro. Si tal aserción habilitara una poética, la misma consistiría en la detección de tales emplazamientos. Con lirismo punzante, Alicia Paroni se apega a esta consigna para desatar una literatura librada a su eficacia. En dicha configuración resuena, por lo menos, el eco de una tragedia doméstica; implacables las palabras se hunden en el síntoma.
El éxodo mecánico es un parque temático cuyos personajes - la niña-ave, la ausente de la fotografía, el administrador de víveres, un traductor al sistema Braille y la mujer-letra, entre otros – comparten una excepcionalidad y las contiendas que pretenden, sino abolirla, contener sus desfasajes.  Tales criaturas son el centro dislocado de un es­quema en quebramiento; desde la concisión agazapada de la escritura presenciamos el estallido de sus sensaciones.
Como si cada palabra hubiese sido concebida menos para acercarnos la mundo que para desnaturalizarlo en la oscuridad de su impermanencia – y en este punto regresamos a la transfiguración de la materia -, la obstinación experimental de estos relatos nos convocan a ser testigos de las transformaciones que ocurren siempre un poco más acá de los signos del mundo y un poco más allá de la literatura. Carlos Ríos.
El primero con una hermosa tapa (porque los libros comienzan en las tapas) de Roberto Consolo y el segundo con tapa sugerente de Demián Garnero.
Dos libros que se suman a la Librería de Autores Quilemeños de la Biblioteca Popular Pedro Goyena al alcance de todo.

Chalo Agnelli
Quilmes, 16/10/2016




RECUPERANDO Y RECREANDO LA HISTORIA – DONACIONES



Recibimos dos libros que acercarán a los lectores a los cimientos de Quilmes y su región de influencia, el antiguo Pago de la Magdalena.
“El amor de mujeres quilmeñas” es del actor y escritor don Oscar Rodríguez Carabelli, quien desde “La aventura teatral quilmeña”, presentado en 2008 viene enriqueciendo la bibliografía local con el transcurrir del arte dramático, sus protagonistas y también piezas literarias notables. Ya había hecho un adelanto con “El amor de célebres mujeres” que se completa ahora con este volumen biográfico.
“El amor de mujeres quilmeñas” presenta 37 personalidades femeninas; vidas recuperadas y compiladas rigurosamente de diversas fuentes, publicado en este año aniversario; con tapa de María Riva Riva y Ignacio Rodríguez Acosta para “Piropo Estudio”.

Escribió Carabelli en la contratapa:
“El amor que tantas mujeres quilmeñas pusieron desinteresa­damente en sus distintos cometidos me impulsó a escribir este libro, con el fin de plasmar en el mismo tantos esfuerzos y sacrificios que muchas veces quedan en el olvido o no se da la oportunidad de que trasciendan.
Entre las nombradas tenemos profesionales de distinta índole que mucho han aportado en la lucha por la reivindicación feminista; pero como homenaje personal quiero destacar en primer término a las maestras, abnegadas educadoras a quienes tanto le ha de deber la ciudadanía de Quilmes por su formación desde la i escuela primaria. Cuando el gran educador argentino, Domingo Faustino Sarmiento, ‘importó’ maestras experimentadas con el fin de que mostraran el camino sobre el cual la educación de los niños era aconsejable fuese ejercida por mujeres, dicha premisa fructificó y se desarrolló saludablemente en todo el país, pudiendo Quilmes mostrar ejemplos notorios de educadoras de trayectoria brillante y merecedoras de toda nuestra admiración y agradecimiento”. Oscar Rodríguez Carabelli
"RECUERDOS DEL ALMA KILME" Es un libro de Rubens Osvaldo López que entegó en ocasión del homenaje a Isabel Pallamay que hizo la Secretaría de DDHH de la Municipalidad de Quilmes el 20 de setiembre de 2016, recuperando la placa que fue saqueada tiempo atrás. 
Este libro recrea libremente una experiencia de un personaje que se siente reencarnación de un kilme. Es una historia de ficción cargada de verosimilitud con párrafos que remiten a la historia real. Una aventura literaria inspirada en nuestra tradición y cultura, con tapa del artista Cannone (1986) y una contratapa con una hermosa fotografía de la Ciudad Sagrada.





NUEVOS LIBROS... NUEVOS Y AVEZADOS AUTORES

Estuvimos en la Feria del Libro de Berazategui presentado el último libro de Los Quilmeros "Quilmes, 350, años un Bicentenario y un Centenario, 14 autores para 3 homenajes" de la Ed. Buenos Aires Books y acompañando al Taller de Escritura Creativa Especializada de la Secretría de Cultura de la Municipaliad de Berazategui, que coordina la Prof. Mónica Kulin.
 Presentaron el libro de Los Quilmeros, ante el numeroso público presente, el Lic Aníbal Rubén Ravera, director del Museo Histórico Regional Guillermo
Enrique Hudson de Florencio Varela, el editor de Buenos Aires Books Roberto Tassano y el Prof. Héctor Chalo Agnelli presidente de la Agrupación y miembro de la Comisión Administradora de la Biblioteca Popular Pedro Goyena de Quilmes. El 5 de noviembre próximo a las 15 hs. se hará una cuarta presentación en la Feria Industrial de Quilmes que realizará en el predio de la ex empresa Bernalesa, Codarco y Lamadrid de Quilmes.
Recibimos un ejemplar del libro del Taller Especializado.