Buscar este blog

lunes, 16 de octubre de 2017

BIBLIOTECAS QUILMEÑAS - CRONOLOGÍA DE LA LEY 419



por Chalo Agnelli
El indómito genio de Mariano Moreno lo llevó a escribir, el 13 de setiembre de 1810, en el N° 15 de la “Gazeta de Buenos Ayres”, en la página 234 y siguientes: “Estas seguras ventajas hicieron mirar
en todos los tiempos a las Bibliotecas públicas como uno de los signos de la ilustración de los pueblos, y el medio más seguro para su conservación y fomento”. El concepto “pública”,  es decir abierta a todos, se oponía a las bibliotecas guardadas en los dominios monárquicos y monacales donde monjes preservaban el conocimiento de las mayorías como herramienta de poder.
 Eran bibliotecas sin lectores, desprovistas de significado y de sentido para el mundo democrático que Moreno propiciaba. Así fue que el 16 de marzo de 1812, el Pbro. Luis José de Chorroarín, designado bibliotecario, abrió la “Biblioteca Pública de Buenos Aires” en el solar de Perú y Moreno (Hoy la “Manzana de las Luces”), vecino al Real Colegio de San
Carlos (Actual Colegio Nacional de Buenos Aires), completando el legado del Secretario de la Primera Junta
El 9 de julio de 1884, concluida la batalla que determinó la capitalización de Buenos Aires y el traspaso de instituciones de la provincia bonaerense a la Nación, la Biblioteca Pública de Buenos Aires pasa a ser la Biblioteca Nacional con un nuevo director paradigmático que fue el Dr. José Antonio Wilde, quien diseñó su reglamento, pero no pudo seguir su obra pues la muerte lo sorprendió en enero de 1885, lo sucedió Paul Groussac quien estuvo en el cargo varios años. 
LA LEY N° 419
El precedente de Moreno y de Chorroarín se hizo obsesión en otro espíritu desmesurado, el de Domingo Faustino Sarmiento, que promovió la Ley de Bibliotecas
Populares hasta su sanción el 23 de setiembre de 1870, como Ley Nacional N° 419, conocida como “Ley Sarmiento”, donde se crea la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares, con el propósito de “fomentar la creación y el desarrollo de estas instituciones, constituidas por asociaciones de particulares, con la finalidad de difundir el libro y la cultura en todo el país.”
LA BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL    
El 3 de diciembre de 1860, la municipalidad de Quilmes responde a
una comunicación del Ministerio de Gobierno que cuenta en la casa destinada a oficinas públicas una pieza de tablas que se podría “... destinar para la biblioteca, por tener un armario con llave, que puede contener cien volúmenes”.
En 1872, vecinos del pueblo, continuando con iniciativas surgidas en 1868, e imbuidos del sentido fundacional que marcó el sendero de la educación pública,
comenzarán a obtener lo necesario para crear una Biblioteca Pública: local, estantes, muebles. (Ver Cap. III “Juana Manso”) El 13 de marzo, el presidente municipal Agustín Armesto hace la proposición oficial y el 5 de agosto, se resuelve en ese favor. Los vecinos donaron una suma de 713 pesos fuertes, que con igual cantidad contribuyó el gobierno central y de acuerdo con el artículo 5° de la Ley Sarmiento, con la suma de 1426 pesos fuertes,
equivalentes a igual cantidad de pesos oro. Con este dinero se adquirieron libros, algunos de los cuales, aún hoy pueden identificarse en la Biblioteca Pública Municipal Domingo Faustino Sarmiento, entre los demás, por la fecha 1872, y el sello circular que la cierra.
El boletín de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares, N° 2, de 1872, decía al respecto: “El vecindario de Quilmes se ha hecho espectable entre los de esta Provincia por la generosidad
con que ha contribuido para la formación de su Biblioteca Popular, y por ello merece un entusiasta aplauso.” 
A las sumas indicadas se agregaron una subvención municipal de $ 500 mensuales y otra de $ 1000 reunidos por suscripción, destinados el 4 de noviembre para abonar a Jorge Strube por la construcción de armarios y mesas. 
Formaron la primera comisión directiva Mariano Otamendi, como presidente y Dr. José A. Wilde, Juan Ithuralde, José Agustín Matienzo y Mariano Vega. El local se encontraba en el viejo edificio municipal. Hasta que en 1904 se inauguró el actual edificio quedando incorporada al patrimonio municipal por otra del intendente José A. López. 
El 8 de enero de 1873, se abrió públicamente la Biblioteca. El 16
de junio, el Dr. Wilde solicita a los municipales que se prosiga abonado por el resto del año el sueldo de $ 800 [1] al bibliotecario pues la comisión no contaba con fondos. 
Al año siguiente para destinar fondos públicos para la biblioteca se determinó que de los $ 200 de multa que se cobraban a los comerciantes infractores del horario de cierre se destinen dos tercios al fomento de la biblioteca. 
Durante 1875, surgieron diversos inconvenientes, la humedad
afectaba a los libros y se determinó trasladarlos a la secretaría de la municipalidad, trabajo por el cual se le debió pagar a Jorge Strube $ 3500 el 22 de marzo de 1876. Esto y la falta de dinero para pagar al bibliotecario, determinó que a fines de  1876, la Comisión Directiva de la Biblioteca anunció el cierre de la misma por falta de fondos. Un grupo de jóvenes: Manuel Casavalle, Antonio Barrera,
Victorio Silva, José Andrés López, Délfor del Valle y José Ignacio
Pérez, realizaron una velada en el salón municipal que produjo $ 8000, empleados en mejorar aquellas finanzas.
 
El 18 de agosto de 1881, la municipalidad después de un conflicto entre el municipal don
Felipe Amoedo y la Comisión administradora, iniciado el 22 de junio, se hace cargo de la Biblioteca designándose por asamblea vecinal a don Mariano Solla inspector de la biblioteca, era presidente de la municipalidad y juez de paz don Ramón de Udaeta. 
El 11 de julio de 1886, se establece que la biblioteca dependería del H.C.D. El reglamento de 28 artículos fue redactado por el presidente del H. Concejo Deliberante don José Andrés López.
DE POPULAR A PÚBLICA MUNICIPAL 
El 1 de enero de 1896, la Sociedad Estímulo de las Bellas Artes
administradora de la biblioteca, solicita el terreno municipal de Mitre y Alem para construir un edificio con ese fin. 
Tras una nueva moción del intendente don José Andrés López, el H.C.D. -  ocho años después -, aprueba la solicitud de la S.E.B.A. el 6 de junio de 1904, tratándola sobre tablas.
Por una Ordenanza del 7 de diciembre de ese mismo año, el intendente López, con el afán de preservar la documentación bibliográfica e histórica y mantener la continuidad de la Institución,
sancionó una Ordenanza que incorporaba al patrimonio del Municipio la Biblioteca Pública formada con la base de la ex Biblioteca Popular, cuya organización caducó. Se establecieron rentas propias para su sostenimiento. El personal asignado de acuerdo al presupuesto ordinario debía ser pagado de rentas generales. Se estableció que el departamento ejecutivo del municipio determinaría la cuota mensual que se abonarían para uso de la misma. Y por una ordenanza del 9 de marzo de 1910, se autorizó al departamento ejecutivo de la municipalidad a nombrar una Comisión Administradora y de Fomento de la Biblioteca Pública que duraría un año en funciones, sus miembros podían ser reelectos. De esta manera, en 1904, la Biblioteca
Sarmiento pasó de Popular a Pública Municipal.
Hoy, cumplidos los 100 años del edificio inaugurado por el intendente don José Andrés López, ya resulta obsoleto, necesita un establecimiento acondicionado con la tecnología informática del siglo XXI, con la debida actualización bibliográfica, material digitalizado, hemeroteca, discoteca, videoteca y profesionales comprometidos, apasionados e idóneos. Conservando el edificio histórico existente para Museo Bibliográfico-Documental y Archivo General Histórico de Quilmes.
QUILMES BIBLIOTECA
En Quilmes hubo una gran explosión de bibliotecas en todo el partido de Quilmes. Todas fundadas por el CAPITAL SOCIAL que es parte fundamental y fundacional de cuanta institución culural existió y prevalece: los Centros Integradores Comunitarios, los Clubes barriales, las Sociedades de Fomento, las Entidades de Bien Público, las Cooperativas, las Escuelas Primarias y Jardines de Infantes nacidos del impulso comunitario y las Bibliotecas:


N° DE ORDEN

BIBL.

FECHA DE FUNDA
CIÓN

UBICACIÓN

1
Popular “Domingo Faustino Sarmiento
luego Pública Municipal
8/1/1873
7/12/1904
Mitre y Alem
2
Popular “Agustín Álvarez
1916 [1]
Barrio “Los Hornos” Bernal O.
3
Club Obrero y Centro Cívico Cultural “4 de Febrero
25/5/17
Alvear Esq. Saavedra
4
“Mariano Moreno” [2]
11/10/
1923
Cervecería 665 (Gran Canaria)
4
 Popular “Manuel Belgrano
4/8/24
Diagonal B (Uriburu) N° 383 - Berazategui
5
Popular “Carlos Guido y Spano
17/3/27
Tucumán Esq. M. Quintana
6
Casa del Pueblo - Bibl. “Alberto de Diego” (PS)
1928
Humberto Iº 164, e/Lavalle y Moreno.
1.        7
“Juan B. Justo” (PS)
19/12/1928
Calle 13 (Belgrano) N° 319-Berazategui
8
“Edmundo de Amicis”[3]
1930 ?
Calle Mitre ?
9
Popular “Domingo Faustino Sarmiento”
4/5/31
Mitre y Garay
10
Popular y Centro Cultural “Mariano Moreno”
21/8/32
Belgrano 427 - Bernal
11
Y Centro Cultural “Bernardino Rivadavia
Luego Bibl. Popular
12/10/1932
23/9/36
Pueyrredón Esq.. Buchardo – Bernal
Leandro N Alem 205 (1944) - Bernal
12
Popular y Ateneo “Gral. José de San Martín” de los Obreros Cerveceros de Quilmes
7/3/1933
Olavaria e/ H. Yrigoyen y vías del FC
13
Y Centro Cultural y Bibl. “Almafuerte
10/4/33
Calle 32 e/16 y 17 – Begui.
14
Y Centro Cultural “José M. de Labardén
4/5/33
Cevallos y Rivadavia
15
Y Centro Cultural “José A. Mármol”
12/10/1933
Paz e/ Humberto 1° y Olavarría
16

Bibl. “Olegario V. Andrade”

29/10/1933
F. Amoedo y T. de Alvear
17
Y Centro Cultural y Bibl.
 “Juan Bautista Alberdi”
1/11/1933
12 de Octubre y A. Baranda
----------
Se crea la FEDERACIÓN DE BIBL.
22/12/1933
--------------
18
Y Centro Cultural y Bibl.  “Esteban Echeverría”
24/12/1933
H. Yrigoyen  Esq. Saavedra
19
Y Centro Cultural y Bibl. “José Andrés López”
5/4/1934
Brandsen Esq. Lavalle
20
Y Centro Cultural y Bibl. “Pedro J. Poloniolli”
19/5/1934
Mitre e/ Dorrego y Mármol
21
Y Centro Cultural y Bibl. “Aristóbulo del Valle
12/4/1935
Lamadrid Esq. Gran Canaria
22

Bibl. Pública Infantil, dependiente de la Bibl. Pública Municipal D. F. Sarmiento (Ordenanza 901)

21/12/1935
Mitre y Alem
23

Popular “José Manuel Estrada[4]

19/9/
1937
Belgrano y 25 de Mayo – Bernal
Hoy en la calle Espora de Villa Cramer

DIRECCIÓN GRAL. DE BIBL.S POPULARES LEY 4648

1938
PROVINCIA DE BUENOS AIRES
24
Miguel de Cervantes y Saavedra” de la A. Española de S.M. de Quilmes
4/6/39[5]

Calle Rivadavia, sobre el cine Cervantes
25

Pública “José Ingenieros”

1939
Brown y Colón
26

Bibl. Gral. San Martín del Club Estudiantes de Bernal Oeste.

Junio de 1947 [6]
?
27
Pública “Pedro Goyena

27/4/44

?

28
Bibl. Miguel de Cervantes Saavedra de la Asociación Española de S.M. de Quilmes

12/10/1947

Rivadavia
29
Bibl. Popular Dr. Juan Martín Vilaseca y Soc. de Fomento Barrio 12 de Octubre 

14/12/1952

Condarco 1415 - Quilmes
30
Popular “Pedro Goyena

15/8/59

San Luis 948 La  Colonia Q.
31
Sede del Comité Radical Bibl. “Crisólogo Larralde”

1964

Alem e/ Moreno y San Martín Q.
32
Bibl. Popular Don Bosco ex “Liberia Rovere”

1971

Ciudadela N° 2158. Don Bosco
33
Bibl. Popular Juan Bautista Alberdi

28/9/84

Calle 843 Nº 2466. San Francisco Solano
34
Bibl. Popular Los Cooperarios

2/5/2000

Lafinur Nº 2816. Barrio Los Cooperarios, Quilmes O.
35
Bibl. Popular Alfonsina Storni

 

Lavalle Nº 5088, Ezpeleta
36
Bibl. Popular Joan Rico de Bahía

 

Calle 836 Nº 1838. Barrio La Florida
37
Bibl. Popular del Río

7/12/2011

Calle Las Rosas (14 bis) 1665 – Ribera de Quilmes


[1] Por una Ordenanza del 7 de diciembre de 1904 siendo Intendente José Andrés López, con el afán de preservar su documentación bibliográfica e histórica y mantener su continuidad, se sancionó una Ordenanza que incorporaba al patrimonio del Municipio la Biblioteca Pública formada con la base de la ex Biblioteca Popular, cuya organización caducó. Se establecieron rentas propias para su sostenimiento. El personal asignado de acuerdo al
presupuesto ordinario debía ser pagado de rentas generales. Se estableció que el departamento ejecutivo del municipio determinaría la cuota mensual que se abonarían para uso de la misma. Y por una ordenanza del 9 de marzo de 1910 se autorizó al departamento ejecutivo de la municipalidad a nombrar una Comisión Administradora y de Fomento de la Biblioteca Pública que duraría un año en funciones, sus miembros podían ser reelectos. De esta manera, en 1904, la Biblioteca Sarmiento pasó de Popular a Pública Municipal. 
[2] Dejó de funcionar en 1970. Firpo, Felipe, “Recuerdos del viejo Bernal” El Monje Editor. Quilmes 1992.
[3] Formada por alumnos que, en este sitio donde estuvo la Esc. Nº 17, asistían a clases nocturnas que dictaba Evaristo Iglesias. De “Quilmes – Revista del Pueblo” Octubre 11 de 1930. Año I Nº 1.
[4] Dato sacado de la revista “Quilmes”. No figura la fecha de fundación de modo que coloco el del año en que se la menciona. No se obtuvieron precisiones sobre sus características y fecha de fundación. 
[5] En el 2004 cambia su domicilio a la calle Espora en el viejo edificio de la Fabril Financiera integrando el Complejo Educativo- Cultural con la UNQUI el Profesorado Nº 24, parte de la EGB Nº 31 y la Escuela Técnica apodada El Chaparral. 
[6]El Sol” Extraordinario. Nov. De 1947. Pág. 21.
[7] “El Sol”, 9/6/47.
A partir de 1916, en nuestra localidad comienza un entusiasmo
inusitado por inaugurar bibliotecas populares. Al punto que el 22 de diciembre de 1933, se constituyó la Federación de Bibliotecas Populares del Partido de Quilmes. Con un vasto programa de acción. Su primera finalidad fue incrementar la oferta de las entidades, promoviendo actos culturales, asesorando en la creación de cursos gratuitos de enseñanza, auspiciando certámenes, torneos, exposiciones, concursos deportivos; obteniendo facilidades para la adquisición de material bibliográfico y didáctico. Un párrafo de su estatuto explica su intención: “... propiciar iniciativas de extensión cultural, de asistencia social y toda expresión de fe democrática, de altivez ciudadana y de sano nacionalismo”. [2]



Chalo Agnelli
presidente del Consejo Asesor Permanente de Bibl. Populares de Quilmes
Vicepresidente de la Bibl. Popular Pedro Goyena
NOTAS


[1] El 1 de octubre de 1883, comenzó a circular la moneda nacional y la proporción con la antigua era de $4,14 por cada $ 100.- antiguos.
[2] Boletín de la Federación de Bibliotecas Populares del Partido de Quilmes (28/3/2013) Archivo de la Bibl. Popular Pedro Goyena.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario